Razones para amar

indonesia-1321504_960_720El amor, como energía natural, se expande y recorre el tiempo en todas direcciones.  Quiere llegar a todos los rincones y penetrar en todas las cavidades.  Se riega imparable, a veces debastante.  En mi tiempo aprendimos a razonar el amor.  Así como la hoguera contiene los tizones, así como el cauce dibuja el río, así como las olas esculpen la tierra, la razón le da cauces y sentidos al amor.  En nuestra cultura, la emoción y el pensamiento no luchan una con el otro, se relacionan, se hablan, una dibuja los caminos y el pensamiento los recorre, los moldea.  También, a veces, el pensamiento crea y ella cree, también siente y hace real lo que le ofrecen.

Wiluu Omagua

¿Por qué sentimos la necesidad de amor en pareja?

couple-1276629_960_720Una de las mayores ventajas y beneficios de la vida en pareja es la oportunidad de formarnos mutuamente.  Al reconocer que estamos en un constante aprendizaje y que las virtudes de nuestra personalidad pueden mejorar ilimitadamente, la vida de pareja es una oportunidad invaluable para crecer en espíritu.

Aunque la tendencia general de las parejas es la de evitar y contrariar las correcciones del otro, es una fuente de sabiduría el recibir las enseñanzas del compañero o compañera.  Esta tendencia va de la mano con la idea irracional de que ser adultos es lo mismo que ser perfectos y que no necesitamos más formación como personas.

Cuando estamos dispuestos a crecer, cuando nos anima la idea de ser mejores cada vez, las sugerencias del amor hacen de la vida en pareja una escuela para el espíritu y una ventaja para vivir más plenamente.

Aún así, es importante mantener acuerdos claros en cuanto a la forma de esas enseñanzas para que no se conviertan en motivos de discordia:

  1. three-monkeys-1212621_960_720
    Click en la imagen para conocer el significado de los tres monos sabios.

    Comunicación sana:  no somos padres, ni hijos, ni estudiantes de la pareja.  Somos compañeros y el diálogo debe parecerse más al que sucede entre colegas que a los regaños, las tareas y los alegatos.  Un compartir de opiniones sin juicios o calificativos.  Simplemente hacer notar situaciones y compartirlas sin burla, represión o amenaza.

  2. Momentos de diálogo:  Hablar de las cualidades o defectos es un evento sagrado.  El carro, la cocina o el baño no son espacios para hablar de ello.  Es importante buscar momentos, hacer una cita y disponer cuerpo y mente para este encuentro.
  3. whisper-408482_960_720En privado:  exponer en reuniones de amigos o familia, las carencias del otro, es un motivo de discordia.  Cuando hay amor y se tiene la intención de aportar, los comentarios se hacen sólo a la pareja para que tenga el espacio y la autonomía de asimilar lo que se dice.  Esto no es lo mismo que callar el dolor.  Cuando hay dificultades es importante apoyarse en otros:  familia, amigos o un especialista.  Lo importante es acudir a quienes pueden aportar antes que dañar o complicar.
  4. Meditar antes de hablar:  muchas veces nos llenamos de pequeños detalles que en el fondo encierran un origen común. Antes que recalcar sobre pequeñas cosas, es importante notar, incluso consultar con un especialista, sobre el origen de todos esos comportamientos. Así, cuando se llega al diálogo con la pareja, se le plantea una razón concreta que puede entender y asimilar más fácilmente.
  5. polar-bear-196318_960_720Con amor y no con egoísmo:  en muchas parejas, la intención de “corregir al otro”, está animada por el deseo de que se ajuste más a nuestros caprichos o necesidades personales.  Es necesario evaluar si las transformaciones que sugiero son para el beneficio personal o son para que la otra persona mejore y crezca.  Si las peticiones son personales, entonces somos nosotros quienes debemos cambiar porque nunca es sano poner la felicidad en manos de otros.  Pretender que el otro cambie para la felicidad personal es motivo de apegos y conflictos de intereses.
  6. Saber que el otro lo aprueba:  esta dinámica de intercambio debe contar con aprobación previa.  Dar consejos que no se han pedido suele generar sentimientos de confrontación.  Sin embargo, esto no excluye la importancia de comentar acciones o situaciones que deterioran el compartir en pareja.
  7. Aceptar a la pareja:  Aceptar al otro es la virtud de amarlo en sus transformaciones y estados de ánimo, valorar y respetar su mundo, sus demás vínculos, ocupaciones y pasiones.  No sólo amar cuando el otro hace lo que más nos conviene sino también cuando vive su propia vida y se satisface en sus obras.   Así, la aceptación hace que valoremos a la pareja no solo por lo que hace conmigo sino por lo que es en sí misma y logramos hacer correcciones que sirven a su integridad.

guess-attic-837134_960_720Es importante destacar que durante los últimos años la idea de aceptar a los otros como son se ha confundido con la idea de soportar sus defectos.  Muchas personas acuden al argumento de “es que yo soy así”, para no hacer el esfuerzo de mejorar.  En la naturaleza nada es igual para siempre, todo cambia y negarse al cambio es negarse a la naturaleza.  El amor, como energía natural que mueve y transforma, se ve seriamente averiado cuando la rigidez de algunos espíritus, retarda y obstruye los cambios.  Evolucionar en proporciones y ritmos semejantes crea armonía en las parejas.  Del mismo modo, acomodarse a que la pareja haga más o menos esfuerzos crea disonancias.  El amor es una energía integradora.  Cuando hay amor natural, la armonía crece sin esfuerzo.  Cuando hay amor conveniente se nota por la tendencia al conflicto.

El mutuo crecimiento fortalece la relación y le da cada uno la sensación de provecho.  Cuando las relaciones dejan de impulsar nuestro espíritu, se pierde el interés en ellas.  Cuando la relación implica retos, estimula.  Cuando ambos se esfuerzan en igual proporción, se genera un atractivo constante en ambas direcciones. Esto también incrementa la pasión porque al estar cambiando, nos encontramos cada vez con alguien diferente y el atractivo implícito que hay en conocer lo nuevo también se mantiene entre la pareja.

Para llevar esto a la práctica de la vida diaria, vale la pena reconocer cinco dimensiones básicas en donde se pueden enfocar las transformaciones:

  1. man-845847_960_720El cuerpo:  Al iniciar las relaciones existe un impulso natural a vernos bellos.  Entendiendo la belleza natural como una manifestación de la salud, es muy grato cuando la pareja cultiva su salud y por tanto su belleza.  El acto de amor es un compartir pleno de energía y en él intercambiamos tanto frecuencias positivas como negativas.  Un esfuerzo mutuo por cultivar la salud, es un acto de seducción y alegría, demuestra el deseo de beneficiar a la pareja y alarga la atracción física entre los amantes.  La salud ganada es una virtud personal pero favorece al acompañante.  La salud perdida es un defecto personal que deteriora al otro.  Especialmente hablando de sexualidad, sabemos que cuidar la propia salud es lo mismo que cuidar la del otro.
  2. El espíritu: La vida ofrece retos constantes y situaciones desconocidas.  Estudiar y perfeccionar las artes de cada uno nos hace más aptos para resolver las dificultades del camino.  Cuando la pareja crece en conocimiento y personalidad facilita el mutuo desempeño.  Cuando uno se preocupa por su crecimiento interior pero el otro no, se retarda la evolución de ambos.
  3. La materia:  La organización y sostenimiento del espacio vital es una responsabilidad de cada quien.  Cuando alguien se acomoda a que su pareja siempre asee y cocine está perdiendo autonomía sobre su vida y fortaleciendo un vínculo de dependencia que no permite sentir con claridad el amor.
  4. noble-789501_960_720La economía: Aunque no es necesario que ambas partes de la pareja tengan ingresos semejantes, sí es fundamental que ambos se ocupen de prosperar y perfeccionar lo que hacen.  Aunque la sociedad plantea valoraciones arbitrarias para los diferentes profesiones y ocupaciones, es muy grato percibir el esfuerzo del compañero o compañera por entender y mejorar el aspecto económico de su vida.  Esto facilita hacer negocios, intercambios y adquisiciones en pareja.  Cuando uno de los dos se despreocupa por la economía, siembra un motivo de discordia y dependencia.
  5. Los sueños y los proyectos: La felicidad es un estado interior y personal.  Se comparte pero no se presta ni se arrienda. Cada quien es responsable de entender y realizar sus propias aspiraciones.  Cuando esa virtud no se cultiva individualmente, empezamos a tomar la felicidad del otro, condicionando la misma a la satisfacción ajena.

Cuando nos acomodamos a que el compañero o compañera haga más o menos esfuerzos que uno mismo, estamos creando un desequilibrio en las energías de la pareja y así nacen los conflictos, las relaciones viciosas y las separaciones dolorosas, crece el apego del servido al servidor y se deteriora el amor.  Muchas veces el amor existe pero la iniquidad lo opaca y enceguece.

El espíritu es ilimitado, considerar que ya llegamos al final de nuestro crecimiento es un acto de orgullo que desconoce la inmensidad del universo y la naturaleza.  Algo tan magnífico, como el amor de pareja, adquiere sentido cuando favorece mutuamente el crecimiento personal.  En la profundidad de nuestro instinto, sabemos de esta oportunidad y propiciamos relaciones de pareja como mecanismo natural para crecer espiritualmente.

  • Ibán de la montaña
  • Click en la imagen para conocer el curso Estrategias de amor.
    Click en la imagen para conocer el curso Estrategias de amor.

¿Cómo distinguir el amor del deseo, el apego o la necesidad?

vintage-1252930_960_720Cuando el corazón grita con latidos incomprensibles, cuando el estómago se agita en ardores o fríos, cuando las razones se confunden unas con otras, es difícil diferenciar entre la expansión del amor, la delicia del placer o la terquedad frente algunas convicciones. Nos desatamos frente a la vida completamente sometidos al cauce de las corrientes.  ¿Amor? ¿Necesidad? ¿Deseo? ¿Capricho? ¿Pasión? ¿Voluntad? ¿Lealtad?, sentimientos y emociones que se mezclan y apretujan dejándonos ciegos ante la complejidad del camino.

Desde la filosofía sería necesario adentrarse en cada palabra y propiciar largos estudios para reconocer la diferencia y semejanza entre todas estas emociones.  Desde la ciencia no es posible medir los colores de un sueño, ni explicar el fenómeno del amor. Poco avanza la ciencia en cuanto a los sentimientos humanos.

portadamini
Principios de la medicina universal

La medicina universal abre el entendimiento.

Si miramos las emociones como formas de energía, apreciamos que entre el amor y el deseo existe una sutil diferencia, la dirección en que se mueven.  El amor es una corriente de energía que nace de adentro y quiere expandirse, tejerse con los corazones de los demás seres.  Mientras que el deseo es un vacío que atrae energía para ser llenado.  Es energía que viene de afuera hacia adentro.

Llevado a la práctica del día a día, podemos reconocer el amor por el gusto de dar, de ofrecer, de contribuir y aportar.  Poco importa si se recibe o no, si se retribuye o no.  El amor quiere salir y tocar, tejer y conocer.

El deseo quiere atraer, recibir, saciarse. Es una corriente de energía que va de afuera hacia adentro para completar lo que hace falta.

 El amor se caracteriza por ofrecer y el deseo por pedir.  Lo ideal es mantener un equilibrio entre ambos.

wax-71192_960_720Desde ese mismo punto de vista, la necesidad es un deseo desconocido, un vacío incomprendido, una llamado sin palabras ni nombre.  El que tiene necesidades se caracteriza por no saber lo que quiere y actúa de manera errática,a veces incómoda para los otros, tal como un bebé que llora de hambre.

Y el apego es gratitud, es deuda.  Cuando sentimos apego hacia algo o alguien y nos es difícil dejarlo ir, es porque hemos recibido mucha energía desde esa dirección y nos pesa la necesidad de gratificar o retornar algo de lo recibido.  El apego, unido a la necesidad, ha hecho que sean energías incomprendidas y solo se reconozcan por la urgencia de acercarse a alguien.

book-863418_960_720Así pues, si queremos aclarar nuestros panoramas sentimentales, vale la pena hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿La intención de acercarme a otros es por el gusto de ofrecerles algo o por el deseo de recibir?
  • ¿El momento de acercarme a otros surge por la necesidad que tengo de ellos o por el gusto de acompañarlos?
  • Cuando digo te amo ¿lo digo por el placer que me produce el otro o por la satisfacción de beneficiarlo?

Es normal que existan amor y deseo en todo tipo de relaciones, en formas y proporciones diferentes según sea el vínculo entre las partes.  Los problemas surgen cuando la energía se configura de alguna de estas maneras:

  • great-exuma-island-955797_960_720Reacciono más al deseo o la necesidad que al amor:  Esta es una postura ventajosa en la que se mueve gran parte de la humanidad. El mismo hecho hace que extraigamos muchos recursos de la naturaleza y le regresemos poco.  Es una configuración viciosa porque atrasa el espíritu del que consume y agota al consumido. Muy común en relaciones de pareja.
  • Reacciono más al amor que al deseo o la necesidad:  Entregar y entregar sin recibir empobrece el espíritu.  Es una configuración egoista y orgullosa porque parte de considerarse a sí mismo como un ser ilimitado.  Aquellos que reciben y reciben ese amor, se vuelven dependientes del proveedor y su espíritu se estanca por la incapacidad de adquirir energía de otras maneras.  Esta configuración suele verse entre padres e hijos.
  • El deseo y el amor se alternan de manera muy lenta: así como en la respiración, es sano amar y desear con frecuencia. Estar largas temporadas en amor o deseo nos hace inestables e insatisfechos.  Esta es la disposición que se da especialmente en los empleados.  Se trabaja largamente deseando un gusto, acumulando sacrificios y esfuerzos; el momento del gusto es una euforia desatada y sin medida. Esta configuración crea dobles personalidades y una pérdida extra de energía por el gran esfuerzo que implica pasar de un extremo tan amplio hasta el otro.

pair-167267_960_720Para que el deseo y el amor encuentren un equilibrio natural es importante respetar en la cotidianidad, momentos para una y otra cosa.  Momentos para dar y momentos para recibir.  Pero no dar esperando recibir, simplemente dar lo que se quiere dar y recibir lo que ya está ahí sin importar cuanto sean consecuentes.

El equilibrio entre estas dos corrientes, es posible en todo tipo de relaciones pero alcanza una manifestación más evidente en las relaciones de pareja justo en el momento del enamoramiento.  Amor y deseo se sincronizan de manera especial y hacen vibrar el espíritu en armonías más elevadas.  Esta sincronización natural tiene una duración que corresponde al tiempo que necesita la vida para seguir produciéndose.  Cuando esta sincronía natural se acaba, aparece la necesidad de destejerse con el otro o de renovar intencionadamente aquellas fuerzas naturales.

Ibán de la montaña.

pulsodeamorFB

Click en la imagen para conocer el curso Estrategias de amor.
Click en la imagen para conocer el curso Estrategias de amor.

Pulso de amor

Wiluu Omagua es hermana de Gugurhai y Wachiangoloc, también hermanos entre ellos.  Hace miles de años, Gugurhai y Wachiangoloc empezaron en guerras y sin darse cuenta cubrieron a sus familias con la herencia de un disgusto.  Tanto se extendió la desazón que los familiares comenzaron a luchar entre ellos y con el tiempo se les olvidó que venían de la misma familia.  Al ver la situación tan nefasta de sus familiares, Wiluu Omagua estudió la manera de sanarlos.  La guerra se fue volviendo cruda a la vez que Wiluu perfeccionaba su ciencia. Tanto más difícil se hacía el conflicto más profundos eran los estudios de la hermana Omagua.  Hasta que un día, después de visitar muchos maestros y meditar en muchos templos, Wiluu encontró una técnica sagrada para unir lo que está quebrado.  Encontró los pulsos de amor.

A través de los sueños ella se comunica con nosotros y nos guía para desarrollar estrategias de amor, pues a través de este arte, logró revivir el amor entre los hermanos y ahora juntos están reparando los daños. Se comunican con nosotros porque saben que ayudar a sanar nuestro pueblo es una manera efectiva de aliviar el suyo.

Sabemos que el origen y la historia de Wiluu Omagua y sus hermanos llama mucho la atención pero ahora sólo estamos para compartir sus enseñanzas…

Teoría sobre los pulsos de amor.

Por: Ibán de la montaña

Gracias por haber llegado hasta aquí. Sabemos que recibes un gran beneficio al seguir esta lectura y del mismo modo nos beneficiamos de la tuya. Lo que estás a punto de leer, viene de un saber antiguo que tiene el poder para sanar muchas vidas.

Click en la imagen para conocer el curso Estrategias de amor.

Cada vez que realizamos algo en unidad con otros estamos despertando amor.  Como energía que conecta, el amor abunda cuando propiciamos momentos de conexión.  Momentos de hacer una misma cosa en armonía con otros.  Una cena familiar, despierta amor.  Un encuentro de amigos despierta amor.  Una unión de pareja despierta amor. Un juego de padres e hijos despierta amor. Un proyecto o una obra despiertan amor.  Un encuentro espiritual despierta amor.

Esos momentos de unidad le dan sentido a nuestra vida.  Esos momentos de unidad son la evidencia de nuestra conexión con los demás.  Cuando buscamos reunirnos en los bares, cuando acudimos a grandes eventos, cuando caminamos por los centros comerciales, de alguna forma estamos buscando amor, estamos dando la oportunidad de unirnos a otros en una misma actividad.  Como ignoramos esta búsqueda, confundimos nuestros sentimientos y la energía que estaba dispuesta para amar, se utiliza para otra cosa.

¿Qué pesamiento, qué palabra, qué acto?

Click en la imagen para ampliar
poema03
Para descargar y compartir

Si quieres tocar de manera sincera y profunda las fibras de la existencia, absorbe, practica y difunde esta oración universal de la quietud y el silencio.  Cada minuto de esta práctica le da una gota de paz al tejido de la existencia.  Gota a gota se hace la tormenta y paso a paso se deshace un camino. Si practicas y compartes esta oración que acepta a todos los pueblos, si te unes a este rito que perdona a todos los enfrentados.  Si realizas la quietud y el silencio, a pesar de todos los ruidos externos, un día, el silencio pasará como la lluvia, calmando a los heridos y curando los opuestos.

Entonces proponemos la unidad con quietud y silencio, como una práctica para realizar todos los días Lúnes a las 9:00 p.m. o a las 21:00 de cualquier lugar donde estés y así coincidir con aquellos que estén cerca.  En la medida en que avancen las horas, una ola de quietud y silencio pasará por la superficie de la Tierra.  También es posible que te sincronices con otros lugares y para eso es necesario que calcules la diferencia horaria con el lugar que elijas.

No hace falta un propósito porque la quietud y el silencio son propósitos en sí mismo.  Como oración universal, como manifestación del amor, la quietud y el silencio reparan todas las heridas y responden todas las cuestiones.  Sin complicaciones ni preparaciones, regala a la vida un instante de quietud y silencio.

Si quieres conocer más sobre Estrategias de amor y saber de qué manera crear un proyecto de vida, te invitamos a conocer el curso.  CLICK AQUÍ.

Quiero participar:

  • Esta es la dirección de enlace donde está la información necesaria para entender y realizar un pulso de amor: https://comohacerelamor.net/2016/02/24/pulso-de-amor/
  • IMG_2757
    Dejar huella

    Copia y pega esta dirección en tu correo electrónico o red social favorita e invita a tus cercanos.

  • Como estamos hablando de amor, de tiempo, de paciencia, de unidad… por favor no te limites a copiar y pegar para todos un mismo mensaje. Aprovecha esta oportunidad para fortalecer un vínculo, para recordar una amistad, para agradecer un buen momento.  Piensa y recuerda a esa persona que le escribes y escribe algo que le sea propio y especial.  Que sienta un nuevo ser creciendo en ti y reciba el gusto de tu sanación.  No lo veas como una tarea, disfruta esta propuesta como un chance para sentir y compartir alegría.  Permite que el pulso de amor sea la excusa para escribir y contactar a quienes le dan sentido a tu vida.
  • Como oración universal, practica la quietud y el silencio, cada vez que sientas presiones, dificultades, tristezas.  En quietud y silencio damos oportunidad para que la ayuda llegue, el pensamiento indicado, la palabra precisa, el amigo más cercano.
  • Descarga y comparte los siguientes fondos de escritorio para recordar la intención del pulso de amor y ayudarte a realizar esta oración universal.

pulsodeamor00

pulsodeamor01


pulsodeamor02 pulsodeamor03 pulsodeamor04

 

Los estragos del amor

padlocks-337569_960_720Después de tanto meditar y estudiar sobre el amor, me es inevitable preguntar por qué el amor, la máxima exaltación del espíritu humano, es también fuente de las más profundas decepciones y dolores.  Desde la lógica queda claro que una de las dos ideas debe estar equivocada pero en el corazón se hace evidente que ambas son ciertas.  Goce y dolor se acercan íntimamente en los caminos del amor.

Cuando elevo este rezo y le pregunto a las montañas ¿por qué? ¿Por qué dolor y alegría caminan tan cerca el uno de la otra? En océanos de lava, las cordilleras me responden:  “El dolor y el placer son ideas en la mente, el amor es solo una corriente”. volcanoes-691939_960_720Entonces veo con diáfana evidencia que el amor es siempre el mismo.  En dolor o en placer, lo que cambia es nuestra forma de interpretar esa corriente de energía.  Cuando lloramos por una ausencia, es el amor, el mismo amor que unió las esencias, el que está llorando y empujando las lágrimas. Somos instrumentos a través de los cuales el amor se manifiesta.

Pero podemos cambiar nuestro sonido.  El grito, el golpe, la ofenza, la herida, todas son expresiones movidas por el amor, pero son el ejemplo de cuando un instrumento está descompuesto.  Si gritos, golpes, ofensas y heridas son frecuentes en tu vida, es necesario revisar tu salud, y encontrar qué parte del instrumento no funciona apropiadamente.

  • Porque siempre es posible protestar sin ofender.
  • Siempre se puede conseguir la atención de otros sin necesidad de golpearlos.
  • Se puede persuadir sin maltratar
  • Se puede transformar sin herir
  • Se puede aceptar que todo hace parte del todo, para cada cosa hay un lugar y para toda situación hay un momento.

waterfall-801611_960_720No hace falta forzar el amor.  Se daña cuando lo intentamos.  Si dejamos que todo se mueva, que el todo se mueva, que la saVia del amor circule en nuestra sangre como lo hace en plantas y animales, veremos que ella sabe dibujar los caminos de la vida tal como el corazón dibuja las venas, tal como el río dibuja las montañas, tal como la oscuridad dibuja las estrellas.

Y si llegamos a esos momentos donde solo nos queda un grito, donde solo encontramos un golpe o solo vemos una ofensa para expresar el amor, entonces es porque somos ignorantes y hemos decidido ser analfabetas en el lenguaje del corazón.  Entonces es necesario aprender a amar, a encontrar recursos para expresar lo que sentimos y contar con varios lenguajes para traducir el mudo aullido de nuestras emociones.   Gastamos horas mirando y leyendo noticias de lo desagradable y doloroso.  ¿Cuánto tiempo le dedicamos a estudiar el amor, la esencia de la vida, la razón de nuestras decisiones?  Gastamos horas opinando de otros ¿Cuanto invertimos en enviar bendiciones y gratitudes solo por el gusto de hacerlo?

Me duele decirlo, siento que el amor también puede hacer daño.  Como un fuego que puede iluminar y a la vez quemar.  Como un viento que puede limpiar y a la vez destruir.  Como una agua que puede fecundar y a la vez ahogar.  El amor es potencia pura, entrega sin medida, explosión eterna que a la vez succiona hacia el vacío.

Click en la imagen para conocer el curso Estrategias de amor.
Click en la imagen para conocer el curso Estrategias de amor.

Si hay algo que le de sentido a la humanidad en este momento, es aprender a manejar el amor.  Como primitivos aprendimos a manejar el fuego y eso estuvo bien, se abrió la puerta de la noche.  Aprendimos a manejar la tierra y eso estuvo bien, hacer la propia guarida nos abrió los caminos del mundo.  Aprendimos a manejar el aire y la música habló en nuestro nombre.  Aprendimos a manejar el agua y también estuvo bien, claridad y limpieza tocaron los corazones.   Ahora falta aprender a manejar el amor, la quinta puerta hacia el resto del universo.

Te invitamos a conocer Estrategias de amor,  curso-juego para desarrollar un proyecto de vida.

Traición

La primera traición en una relación cualquiera sucede cuando adoptamos una actitud o un comportamiento con la sola intención de agradar al otro. Desde ese momento abandonamos nuestra esencia y creamos una impuesta.  En la medida en que se acumulan dichas actitudes, costumbres y comportamientos, empezamos a convertirnos en dos seres, uno, el que comparte con la otra persona y otro el que somos realmente y, en primera instancia, nos convertimos en traidores de nosotros mismos.  Cuando el tiempo y los golpes nos hacen ver que abandonamos muchas cosas para estar con alguien y que el estar con ese alguien nunca reemplaza aquello que somos por naturaleza y gusto propio, entonces nos enfrentamos al reto de la verdad.  Hay quienes ocultan esa verdad durante toda la vida y viven traicionados constantemente, su mundo al rededor parece falso porque se sabe, de alguna manera, que estamos en el lugar y momento equivocados.  A veces es tanta la resistencia que empezamos a culpar a todos los demás por hacernos daño tal como alguien que culpa al agua porque se está ahogando y no reconoce que llegó allí por elección y decisión propia.

Pero hay quienes deciden volver a la vida, reconocer los errores, reparar los daños y aceptar lo que son sin necesidad de aprobación o castigo.  En ocasiones implica perder mucho de lo que hemos logrado pero más vale lograr lo que queremos que tener lo que no nos pertenece.

Si queremos encontrarnos con los seres que nos valoran por lo que somos, lo primero que debemos hacer es mostrar lo que somos.  No hay manera de que los demás valoren nuestra espontaneidad si estando acompañados nos volvemos rígidos.  No podemos esperar que los demás valoren nuestra verdad si nosotros mismos mostramos una mentira.  Es así de fácil y así de sencillo, enmascarar nuestras creencias para seducir a alguien es el principio de la infidelidad.  Lo más complejo es que en el intento de ser fieles a nosotros mismos vamos a lucir como infieles ante los demás, pero no es que empecemos a ser infieles a partir de ese momento sino que allí se descubre la infidelidad que hemos llevado desde antes.

Ibán

Confesiones de infidelidad

OroMe he dado cuenta de que soy infiel.  No sólo ahora, sino que lo he sido antes y constantemente es así.  Consciente o inconscientemente opto por mentir ante muchas situaciones y decido ocultar ciertas caras de la vida.  Hago cosas pensando que no hacen daño pero al darme cuenta de las consecuencias no las reparo.  Dejo que el tiempo se encargue y las convierta en un alegato, parte del paisaje.  Entonces, cuando la vida cambia y me encuentro de frente con las cosas que he sembrado, se me ocurre preguntar de dónde y por qué sucede lo que está pasando.

Consulto y pregunto hasta encontrar a alguien que me explica:  “Quien primero escucha lo que dice es el propio cuerpo, quien primero se encadena a un juicio es quien lo emite, quien primero recibe el triunfo es aquel que deja de competir.  Lo que sientes, piensas y crees emana desde adentro de tu ser y por ello, todo lo que te encuentras en el camino es un regreso de algo que enviaste antes.”

fire-910543_640Fidelidad es una palabra de origen latino (fidelitas) que designa una cualidad relativa a la fe:  Fi = fe,  alis = relativo, dad = cualidad.  Puede entenderse entonces que ser fiel, es ser capaz de sostener una fe, es decir, la convicción indeformable de que algo es así porque así creemos que es.

Cuando depositamos nuestra fe en algo externo, una persona, un objeto, una idea, se nos hace inaceptable que ese algo externo cambie, no soportamos una variación en la fe. Ni siquiera Dios ha podido evolucionar en los últimos miles de años, tan poderoso y magnífico, le ha costado mucho salir de los libros y las catedrales porque esas primeras creencias han tardado en aceptar los cambios.  Y es allí donde comienzan las guerras, entre amantes y naciones, dioses y religiones, hombre y naturaleza.  Cuando ese algo exterior empieza a ser distinto, cuando quiere crecer y expandirse, ser libre o independiente, queremos forzarlo a que siga siendo nuestra fe, queremos que nos de la comodidad de seguir confiando en algo conocido y estable.  Depositamos nuestra estabilidad en algo que se mueve y cuando se mueve, así sea de manera muy leve, tambaleamos. Y cuando se mueve fuerte lo volvemos justificación para una guerra.

girl-863686_640Es posible intuir, que las emociones relativas a la infidelidad, están relacionadas entonces con no tener fe en sí mismo, con necesitar la guía de otro o de algo para sentir seguridad, con no tener un proyecto de vida, una meta o un sueño que den estabilidad interior o con carecer de un estado de felicidad más allá de las circunstancias.

El que es infiel se falla a sí mismo porque deja de ir en dirección de sus propios intereses, probablemente ni los conoce y, en gran cantidad de casos, ni siquiera se le ocurre preguntarse cuáles son sus verdaderos intereses.

El que cela se engaña a sí mismo porque cree que su destino depende de las decisiones de otros y pierde el tiempo guerreando por algo que en realidad siempre lleva adentro.

boots-181744_640El que dice “tú eres mi amor” se engaña a sí mismo.  Así como la montaña produce frío y la playa calor, hay quienes producen tedio y hay quienes despiertan amor. El viento sin la piel es solo viento, se convierten en frío al encontrarse los dos. El amor no es lo otro sino lo que ese otro despierta en el interior.  El amor es nuestro, nace del corazón, no se pierde cuando el otro se va, simplemente se oculta hasta que un viento lo toca, una brisa lo acaricia o un aroma levanta su vapor.

Por eso he mentido cada vez que digo yo te amo, porque no es en realidad lo que quiero decir.  Lo que en esta sinceridad entiendo es que: “contigo siento amor”.

Sé que la fe es un faro en el destino y si no se alimenta se puede apagar, sentimos la oscuridad y nos aferramos con miedo a lo que más cerca está de la piel.  Manejar nuestro propio faro es la mejor manera de garantizar que no se apague y cuando es necesario viajar con los faros de otros entonces confiar en que están sintiendo nuestro amor. Aún así, solo por prevenir, cargar chispa y unos palitos, algo de propia invención, para que los días más oscuros, cuando todos los demás faros se apaguen, sea la oportunidad de conocer nuestro propio amor.  Sólo estando con nosotros mismos logramos ver en qué creemos más.

Ser fiel al propio camino es el principio para ser fiel a todo lo demás y para que lo demás sea fiel a sí.

Ibán

¿Ya conoces nuestro libro?

banner

Formas de amar

estrella del amanParece ser que uno de los retos más grandes del camino interior es lograr amar todo lo que amamos sin dañar lo demás.  Amar el alimento, el aire, la vida, también la muerte y la tempestad.  Amar la aventura y también la seguridad.  A la vez el descanso y la dicha, el esfuerzo y la dificultad.  Amar la compañía y amar la soledad. Amar la alegría e incluso amar el fracaso.  Cada cosa en su lugar, cada quien en su momento, cada cosa en su tiempo, como un tejido que jamás se termina de hilar.

banner

Sentimientos

fuegoConsideraba que el amor era una cosa, una energía con una vibración y una frecuencia.  Pero ese torrente de sensaciones que generan los amores, muestra que el amor no es una cosa sino muchas.  Que cada ser y cada elemento de la naturaleza es una forma de amor diferente.  Y que incluso cuando las batallas se erigen, es el amor entre los bandos aquello que los levanta.

Muchas formas y colores diferentes, solo jugando aquí y allá con los tejidos del tiempo, tejidos que se enredan, tejidos que luchan, tejidos que hacen llorar.

Y cuando se encuentran los amores es cuando se pone a prueba la capacidad de amar.  A veces, uno destruye al otro y a veces al contrario.  Otras veces se destruyen ambos y en algunas ocasiones logran encontrar unión.  Llegan a vibrar en armonía sin generar destrucción.

Y es así como nacen las galaxias, los infinitos, las transmutaciones.  Amores y amores que se juntan y se tejen, moldeando los hilos de la existencia.

Ibán

como hacer el amor
Como hacer el amor

Atracción

head-302082_640Y entonces te vas, dejando atrás los pasos que pisamos juntos y caminando el sendero que trazamos desde hace tiempo.  Y yo me quedo aquí, mirando la tarde caer con lluvia en los ojos.  El eco de tus sonrisas retumba en el silencio y las palabras prometidas se caen derretidas como velas que nunca más volverán a encender.  Y entonces me pregunto ¿Para qué vivimos juntos?  ¿Para qué la vida entretejió los caminos si de repente fallaría la lana que desmadejamos soñando?  ¿Qué nos atrae aún sin querer estar juntos?

walk-664898_640Hay muchas maneras de tejer los destinos y el que una pareja no se entienda como tal no niega que el estar juntos también tiene algún provecho. Quizá el esquema de amantes, novios, pareja o amigos no es suficiente para definir lo que sentimos.  Por eso nuestro oficio es entender.  Saber de qué manera debemos estar juntos.  Descubrir cómo amarnos sin hacer daño. Practicar nuevas maneras de estar cerca. Demostrar que no hay un sólo esquema para vivir la vida, cada quien es responsable de encontrar la mejor manera.  En las tradiciones solo hay ejemplos pero cada quien tiene que vivir su propia historia.

sunset-683182_640El que yo te ame y tu a mi no es suficiente argumento para sellar nuestras vidas.

El que no nos entendamos en algunas cosas no es suficiente argumento para cortar nuestro vínculo.

Siempre, en alguna parte del universo, en algún momento del destino, hay un punto intermedio donde se equilibran todas las corrientes.  Peregrinaré hasta encontrarlo.

Entonces, en dónde quiera que estés y sin importar cuánto nos tome, estaremos caminando hacia un mismo lugar.  No te garantizo llegar allí en soledad pero te aseguro que volveremos a vernos para descubrir nuestro legado.

Ibán

banner

En la barra lateral derecha puedes inscribir tu email para recibir una notificación cada vez que publiquemos algo nuevo.